Que las deudas no le amarguen la vida, planifique los gastos y los pagos

Body
Lo ideal es agregar un gasto mensual que se refiera a liquidar las deudas, el cual se deberá establecer con base en la capacidad económica, así como el adeudo y el plazo de dicho plan.
Cortesía.

Para cualquier persona tener deudas es algo que puede causar mucho estrés, llegando a cambiar por completo el estilo de vida; desde el hecho de sobregirar las tarjetas y  adquirir créditos que se vuelven insostenibles, hasta llamadas diarias de los acreedores. Al punto en que la tranquilidad se ve afectada, así como la cotidianidad; lo que lleva a tratar de evadir la situación.

 

Los expertos de la firma Resuelve tu Deuda aseguraron que “una vez que existen las deudas, el primer paso es aceptar la situación y no evadirla, ya que eso podría llevar a seguir adquiriendo más; o en su defecto nunca saldarlas, lo que implica que avancen hasta consecuencias legales con las casas de cobranza o los bancos. El siguiente paso es calcular exactamente la cantidad de la deuda, así como los ingresos y gastos mensuales que se suelen tener”.

 

Luego, lo adecuado es encontrar la solución: ¿Qué hacer?, o ¿Cómo solucionarlo?, puede ser desde crear un proyecto de pago para liquidar con los acreedores, hasta contactar a una reparadora de crédito para que brinden ayuda, realicen el mejor plan para saldar las deudas e incluso lleguen a aplicar descuentos de hasta el 50% sobre el valor total de la deuda.

 

Ya una vez se tenga el plan personal de liquidación, es fundamental generar un esquema donde se evalúen las finanzas personales. Lo ideal es agregar un gasto mensual que se refiera a liquidar las deudas, el cual se deberá establecer con base en la capacidad económica, así como el adeudo y el plazo de dicho plan. En este sentido, los expertos de Resuelve tu Deuda recomiendan destinar hasta el 30% en el pago de deudas y ahorro, mientras el otro 70% para gastos necesarios y de vivienda.

 

Es primordial tener en cuenta que el esquema personal debe estar pensado y establecido de acuerdo con los ingresos fijos mensuales, de manera que no se haga imposible de pagar.

 

En tal sentido, es valioso considerar que al estar cumpliendo con los acuerdos de pago se deben evadir los gastos innecesarios y los gastos hormiga, para tener un equilibrio en las finanzas personales. Reducir las salidas recreativas o limitar el uso de tarjetas de crédito para evitar adquirir más deudas, sirven para este propósito. El proceso puede causar desesperación o inseguridad; en este punto es crucial no perder de vista el objetivo final que es liquidar y recuperar la tranquilidad”.

 

Por último, hay que resaltar que una vez se tenga el plan de liquidación, los ingresos divididos y se haya comenzado a pagar las deudas, hay que ser constantes, así como comprometerse con los pagos hasta liquidar. Pueden existir imprevistos, por ello antes de comenzar con este plan o presupuesto, es de suma importancia establecer un ahorro de emergencia para situaciones inesperadas que pudieran ocurrir en el proceso”, recomiendan los expertos en finanzas personales de la firma global. Sin duda tratar con una deuda no es fácil, pero tampoco imposible con la organización y planeación adecuada.

Categoría principal