Pasar al contenido principal

¿Es inevitable el final de la humanidad?

14 de Octubre de 2021 / CIENCIA

DC
FOTO:DC

Por: Grupo Editorial Extra

La chispa de la vida se encendió hace miles de millones de años en la Tierra, quizás provocada por el impacto de meteoritos o cometas capaces de alimentar el origen de la Tierra, pero todo lo que empieza acaba y el fin de la Tierra tiene también una fecha marcada que parece que la ciencia ya conoce.

La Tierra, el único planeta (conocido por nosotros) con una biosfera no está destinada a durar para siempre, sino que está condenada a un final inevitable. Evidentemente se trata de tiempos larguísimos e íntimamente ligados a fenómenos astronómicos, que nada tienen que ver con la efímera duración de una sola vida humana. Sin embargo, la Tierra, en un futuro lejano, dejará de ser el paraíso verde y azul que conocemos hoy y muy probablemente se convertirá en un mundo alienígena, totalmente inhóspito para la vida como el planeta Venus, cuya superficie alcanza los 464 °. C debido a un catastrófico efecto invernadero. Algunas investigaciones sugieren que hasta hace 700 millones de años, Venus podría haber sido tan habitable como la Tierra, convirtiéndose en un infierno de fuego solo en una etapa posterior.

El fin de la vida

El fin de la vida – y por tanto de la humanidad -, como se indicó, es inevitable. ¿Pero cuándo sucederá? Si no encontramos una manera de trasladarnos a otro planeta habitable (actualmente no tenemos las tecnologías para llegar a otros planetas que, aunque podrían servirnos están demasiado lejos), nosotros y la gran mayoría de las especies vivientes complejas estaremos condenados a ser eliminados en un plazo de tiempo. Y dicho plazo de tiempo está fijado en mil millones de años, según el estudio reciente «La esperanza de vida futura de la atmósfera oxigenada de la Tierra» publicado en la revista científica Nature Geoscience.

La razón es un colapso del oxígeno atmosférico, que comenzó a acumularse en la atmósfera terrestre hace solo 2.500 millones de años, durante el llamado «Gran evento de oxidación». La Tierra, de hecho, no siempre ha tenido las concentraciones actuales de oxígeno, pero han aumentado significativamente con la difusión en los océanos de microorganismos fotosintéticos. Se prevé, sin embargo, que los niveles actuales disminuyan sustancialmente, incluso un millón de veces, según las estimaciones, debido al envejecimiento del Sol, que se volverá más brillante y proyectará más energía sobre la Tierra.

Este proceso, como se señala en The Conversation por el Dr. Matthew Warkel, investigador de la Facultad de Ciencias de la Tierra y el Medio Ambiente de la Universidad de St Andrews, provocará la erosión de rocas de silicato como el basalto y el granito, lo que iniciará la pérdida de enormes concentraciones de dióxido de carbono (CO2). Aunque este proceso puede parecer ventajoso desde el punto de vista del cambio climático, en realidad concentraciones demasiado bajas de dióxido de carbono no permiten la fotosíntesis de plantas y otros microorganismos fotosintéticos. «Menos fotosíntesis significa menos producción de oxígeno y gradualmente las concentraciones de oxígeno en la atmósfera de la Tierra disminuirán, creando una crisis para otras formas de vida por venir», dijo el Dr. Warkel. Según las simulaciones realizadas por los autores del estudio en Nature, habrá suficiente oxígeno en la Tierra para formas de vida complejas, como los humanos, durante otros mil millones de años como máximo.

Los científicos creían anteriormente que el primer fenómeno que acabaría con la vida en la Tierra, también relacionado con el aumento de la radiación solar, sería la ebullición de los océanos, que se espera dentro de dos mil millones de años debido a las temperaturas cada vez más infernales. Pero como se indicó, la desoxigenación se producirá antes de esta otra catástrofe, que eliminará gran parte de los microorganismos que sobrevivieron al primer apocalipsis.

“La atmósfera luego de la gran desoxigenación se caracterizará por altas concentraciones de metano, bajos niveles de CO2 y la ausencia de la capa de ozono”, dijo el coautor del estudio, Kazumi Ozaki, por lo tanto, «el sistema de la Tierra probablemente seguirá siendo un mundo de formas de vida anaeróbicas».

Pero incluso estos, posteriormente, estarán destinados a sucumbir. A medida que los océanos hiervan y se agoten los últimos suministros de agua, la atmósfera se llenará de vapor de agua catalizando un catastrófico efecto invernadero, lo que provocará que aumenten las temperaturas de la superficie y transformen la Tierra en lo que es hoy Venus.

La ´´muerte´´ de la Tierra

El fin de la vida no es lo mismo que el fin de la Tierra, que seguirá existiendo de todos modos, incluso cuando el último ser vivo sea aniquilado. El destino del planeta está íntimamente relacionado con el del Sol, que actualmente se encuentra en la mitad de su ciclo de vida. Dentro de cinco mil millones de años, el Sol se transformará en una gigante bola roja (con el hidrógeno del núcleo completamente convertido en helio); será una enorme estrella en expansión, cuyo diámetro se estima que llegará hasta la órbita de Marte, incorporando los planetas más cercanos (Mercurio y Venus) y quizás la propia Tierra, aunque algunos pronósticos predicen un alejamiento de nuestro planeta y no su absorción.

Igual que señaló en Forbes el Dr. Ethan Siegel, astrofísico y escritor científico, cuando se convierta en un gigante rojo “el Sol se hinchará hasta casi cien veces su diámetro actual y se volverá miles de veces más brillante de lo que es hoy. La Tierra se marchitará por completo y se alejará del Sol en su órbita, mientras que los mundos internos, Mercurio y Venus, serán totalmente devorados. El Sol morirá más tarde, quedando reducido a una enana blanca, mientras que sólo quedará un remanente tostado de la Tierra, flotando en el espacio en su órbita alrededor de un ‘cadáver’ estelar.

Aunque purgada de vida, hervida, carbonizada y bombardeada por poderosos rayos cósmicos, la Tierra continuará orbitando lo que quede del Sol hasta que ocurran otros eventos. Como explica Siegel, la Tierra podría ser ‘absorbida’ por el Sistema solar; o podría ser expulsada gravitacionalmente por el mismo objeto y proyectada para vagar por la eternidad en la oscuridad del espacio. Pero también podría continuar orbitando a la enana negra (el último fin hipotético de una estrella) derivada del Sol hasta que sea absorbida por él.

Otros modos para el fin de la Tierra

El fin de la Tierra y de la vida también podría ser provocado por otros fenómenos apocalípticos; por ejemplo, se espera una «colisión» entre la Vía Láctea y una galaxia enana llamada Gran Nube de Magallanes (LMC) en dos mil millones de años. Este proceso podría provocar que la Tierra colisionara con algún objeto de gran tamaño capaz de destruirla; que fuera absorbida por una estrella; que fuera expulsada gravitacionalmente del Sistema Solar o hacer que sea absorbida por el hipotético «despertar» del agujero negro supermasivo en el centro de la Vía Láctea, Sagitario A *.

Gran parte de la vida, por otro lado, podría ser destruida por impactos catastróficos con meteoritos / cometas o por el despertar de los supervolcanes –todos eventos ligados a extinciones masivas del pasado–, además, no se puede excluir que la Tierra pueda ser golpeada en el futuro por un estallido de rayos gamma (GRB) debido a una supernova. Es un fenómeno efímero, que dura sólo unos segundos, pero tan enérgico que «borra» el escudo de ozono y nos expone a nosotros ya otras formas de vida a un bombardeo letal de radiación solar y cósmica.

Etiquetas: Evolución Humana Noticias Planeta Tierra

Minuto a Minuto

ÚLTIMAS NOTICIAS

Te puede interesar

Banner diario deportivo

GRUPO CAC

logo_deportivologo_diario_surlogo_diario_caucalogo_extra

Poll Question

SERVICIO AL CLIENTE

Si tiene alguna inquietud, comentario, queja o sugerencia, ingrese sus datos en el siguiente formulario o escriba al correo dptopautagep@gmail.com para comunicarnos con usted y brindarle una respuesta en el menor tiempo posible.

¿Se vacunaría usted para evitar el contagio del COVID-19?

Opciones

MEDIOS DE ATENCIÓN

Para solicitudes, reclamos o consultas sobre el tratamiento de datos personales escriba a dptopautagep@gmail.com

Teléfono: (+57) 313 828 2538

Horario de atención
Lunes a viernes: 6:00 a.m. - 6:00 p.m.