En regiones como Latinoamérica, aversión a la inflación ha creado una gran oportunidad comercial

Body
Monedas de la región registraron y mantuvieron aumentos significativos, incluido el real brasileño (+17,3% desde el 1 de enero frente al dólar estadounidense), el peso chileno (9,49%), el peso colombiano (8,25%) y el sol peruano (7,34%).
Cortesía.

De acuerdo con un análisis de la plataforma Infinox, la aversión de América Latina a la inflación, en comparación con sus contrapartes estadounidenses y europeas, ha creado una gran oportunidad comercial en la región.

La fuente de esta oportunidad son las inquebrantables políticas de tasas de interés aplicadas sin excepción en toda América Latina para mitigar las presiones inflacionarias, políticas que contrastan con las de Estados Unidos y Europa, donde las tasas se mantienen cercanas a cero.

Esta diferencia ha creado una gran oportunidad de arbitraje, con fondos transferidos de monedas de tasa cero a otras de mayor rendimiento, una tendencia que se ha visto reforzada por la fortaleza relativa de las monedas latinoamericanas durante la primera parte del año.

En el primer trimestre de 2022, por ejemplo, las principales monedas de América Latina registraron y mantuvieron aumentos significativos, incluido el real brasileño (+17,3% desde el 1 de enero frente al dólar estadounidense), el peso chileno (9,49%), el peso colombiano (8,25%) y el sol peruano (7,34%).

Richard Perry, analista de mercado de Infinox, aseveró que las operaciones de carry trade pueden generar beneficios a través de estos dos factores: las ganancias del tipo de cambio y los diferenciales de interés.

Agregó que “las monedas latinoamericanas como el real brasileño o el peso colombiano se fortalecieron significativamente frente al euro durante los primeros cuatro meses de 2022. Si bien, las ganancias se han vuelto menos confiables en los últimos meses, los diferenciales de interés ofrecidos en estas regiones en comparación con los ofrecidos en la Unión Americana y Europa siguen siendo significativos y un generador de beneficios clave como parte del carry trade”.

Según los datos publicados por Bloomberg, la práctica de invertir en divisas de mercados emergentes con euros prestados ha generado hasta un 29 % este año, debido en gran parte, a la reciente caída del euro a niveles históricamente bajos frente a las divisas de mercados emergentes.

Además, explica que los efectos de la inflación en América Latina desde finales del siglo pasado dejaron un profundo impacto en todos los sectores de la sociedad. Las tasas de interés extremadamente agresivas para mitigar su impacto son mucho más aceptables y políticamente convenientes que en los llamados mercados desarrollados, como Estados Unidos y Europa.

Perry aseveró que “los bancos centrales de América Latina han subido agresivamente a lo largo de 2022 en la lucha contra los deslumbrantes niveles de inflación. El Banco Central de Brasil, por ejemplo, aumentó su tasa de interés Selic por encima del 13% mientras lucha contra una tasa de inflación que actualmente ronda el 12%. Con otro incremento en julio, las perspectivas de que la tasa Selic alcance el 14% en 2022 son muy altas”.

Finalmente, explicó que “en marcado contraste, el Banco Central Europeo es mucho más conservador en su enfoque de política monetaria y puede tener dificultades para subir las tasas más allá del 1,0%. Esto deja al euro como principal candidato para utilizar en operaciones de carry trade con el real brasileño en los próximos meses”.

Categoría principal