Pasar al contenido principal

El caso del prófugo que divide a China e inquieta al régimen de Xi Jinping

18 de Octubre de 2021 / INTERNACIONAL

Xi Jinping
FOTO:Xi Jinping

Por: Grupo Editorial Extra

Un vendedor de pescado chino que entró en la casa de su vecino y mató a dos personas con un cuchillo e hirió a tres más, incluido un niño de diez años. Ahora está prófugo, pero sucede algo a primera vista inexplicable: cuenta con el apoyo de la población.

Por Infobae

En lugar de condenar a Ou Jinzhong, de 55 años, la gente ha expresado en las redes sociales una considerable simpatía por las frustraciones que llevaron a los asesinatos y algunos han manifestado abiertamente sus esperanzas de que nunca lo atrapen. El régimen busca censurar las partes del asunto que comprometen su autoridad, pero no ha podido evitarlo.

 

Incluso rescataron una historia que le da al prófugo un halo heroico, ya que un testigo relató cómo el vendedor de pescado le salvó la vida cuando era un niño y estaba a punto de ahogarse.

 

La reacción ha provocado preocupaciones entre las autoridades del régimen comunista: el caso está alcanzando dimensiones políticas y la discusión al respecto crece aunque pretendan cerrarla.

 

Disputa por la vivienda

 

China Newsweekly, una revista de noticias estatal, informó que Ou, un aldeano que se ganaba la vida vendiendo pescado en la ciudad costera de Putian, en la provincia de Fujian (sureste), había solicitado permiso al gobierno local en 2017 para renovar su hogar.

 

Después de recibir toda la documentación, Ou demolió su antigua casa familiar y se estaba listo para construir una nueva cuando su vecino se quejó y la construcción fue suspendida.

 

Los aldeanos dijeron que Ou tuvo conflictos con la familia de las víctimas varias veces antes de que ocurriera el crimen, principalmente porque habían impedido que Ou construyera su nueva propiedad, al no permitirle usar una carretera que rodeaba su casa para transferir materiales de construcción.

 

Eso significaba que Ou y su familia, incluida una madre de 89 años, tenían que vivir en un cobertizo, cerca de la casa de cuatro pisos mucho más grande del vecino, según las publicaciones del proprio Ou en Weibo, el Twitter chino, y los medios chinos.

 

Un tifón reciente voló el techo de metal del cobertizo y cuando Ou trató de recoger los escombros de la propiedad de su vecino, estalló una pelea que desencadenó en la matanza perpetrada por Ou.

 

También se informó que el asesino, en los últimos cinco años, apeló repetidamente a los funcionarios para que arbitraran, llamó a la línea directa del alcalde, se comunicó con los medios locales, escribió a la oficina de peticiones y publicó en las redes sociales sobre la difícil situación de su familia, pero fue en vano.

 

Ou expresó su frustración en su cuenta de Weibo, que abrió a principios de este año en un aparente intento de atraer la atención pública hacia su caso.

 

“El matón se negó a dejarme construir mi casa”, escribió Ou. “Llamé a la policía… y la policía sacó la tierra de mi jardín “.

 

“¿No debería el gobierno proteger a la gente corriente? ¿Por qué los ricos y los poderosos son tan arrogantes?”, escribió en un posteo.

 

“Siempre ocurrió que la gente honesta se atiene a las reglas, pero la ley nunca estará al lado de la gente honesta”, dijo en otra publicación. “Espero que alguien pueda decirme dónde puedo recurrir. Acudí tanto a las oficinas provinciales como municipales de cartas y llamadas, y no recibí respuesta. Por favor, todos, les ruego que me muestren un camino a seguir”.

 

El relato que lo vistió de héroe

 

Para dar fe de su buen carácter, los aldeanos contaron a los medios estatales que Ou una vez salvó a un niño de ahogarse en el mar hace 30 años y que había rescatado numerosos delfines varados.

 

El hombre que afirmó haber sido rescatado por Ou también lo defendió, pero instándolo a entregarse.

 

“Me duele mucho que esto ocurra”, dijo en un video que publicó en las redes sociales. “En mi impresión, era un hombre de buen corazón y honesto. Espero que pueda volver y entregarse. No es fácil sobrevivir en las montañas. No se puede estar escondido para siempre”.

 

La censura del gobierno hizo crecer el apoyo popular

 

A medida que se conocían detalles del caso, aumentaron las muestras de apoyo de la población hacia el presunto asesino, algo muy inusual en China, donde el asesinato se castiga con la muerte.

 

“Amigo, huye. Espero que puedas encontrar la felicidad para el resto de tu vida”, dijo un usuario en Weibo.

 

Muchos culparon del asesinato a las falencias del sistema chino, desde el abuso de poder de las autoridades locales hasta la burocracia y la creciente desigualdad.

 

“Desde la víctima hasta el perpetrador, la tragedia de Ou Jinzhong me ahogó”, escribió Yanshulou, un popular bloguero. “Solo aquellos que han estado en la base de la sociedad durante mucho tiempo pueden sentir el resentimiento y la impotencia detrás de ella”.

 

“Si bien espero que sea sancionado por la ley, la ley también debería darle justicia”, escribió Yanshulou. “La ley está destinada a convertir a una mala persona en buena, en lugar de convertir a una buena persona en mala”.

 

El régimen respondió a las muestras de apoyo con censura, lo cual alimentó aún más la ira de la gente.

 

El artículo de Yanshulou, que se leyó más de 100.000 veces, fue eliminado por los censores.

 

El 12 de octubre, la cuenta de Weibo de Ou también desapareció, después de que sus publicaciones se hicieran virales y provocaran una protesta pública.

 

En Weibo, un hashtag con el nombre de usuario de Ou siguió ganando adeptos, con más de 7 millones de visitas, pero el 13 de octubre también había sido eliminado por el régimen.

 

La simpatía de la población aumentó después que, el pasado martes, la policía de Fujian ofreció una recompensa de 20.000 yuanes (3.110 dólares) por pistas sobre el presunto asesino y 50.000 yuanes (7.772 dólares) por cualquiera que encontrara su cuerpo.

 

Muchos usuarios online criticaron lo que parecía una invitación a la población a matar al sospechoso.

 

“La recompensa por descubrir un cadáver es mayor que la de un hombre vivo… ¿es realmente un aviso del gobierno?”, se preguntaba un comentario con 60.000 likes. “Es porque un muerto ya no puede hablar”, decía la respuesta más votada.

 

Bajo presión pública, el gobierno local pidió al público que no malinterpretara, informó el medio Chutian Metropolis News.

 

Un funcionario no identificado del gobierno dijo que el aviso de la policía no tenía la intención de alentar o incitar a la gente a hacer “cosas malas”, según el informe. Revisarán la situación y anunciarán si hay algún cambio en las recompensas, dijo el funcionario.

 

A la vez, la autoridad disciplinaria local ha iniciado una investigación sobre los funcionarios de la aldea con respecto a los problemas de construcción de la casa de Ou, informó The Beijing News.

 

“No hay contradicción entre explorar la razón por la que el sospechoso cometió el crimen y castigarlo por el crimen”, dijo el China Youth Daily en un editorial. “Comprender la historia y la motivación detrás de este incidente no afectará el trabajo del tribunal para emitir veredictos en su contra”.

 

Aún así, si bien cualquier funcionario negligente debe rendir cuentas, Hu Xijin, editor en jefe del Global Times, un periódico nacionalista dirigido por el Partido Comunista Chino, advirtió contra simpatizar con Ou.

 

“En la China de hoy, no hay moralidad para defender actos de asesinato como el de Ou”, dijo Hu, en respuesta a la abrumadora simpatía hacia Ou. “Sus asesinatos deben ser condenados incondicionalmente por toda la sociedad”.

Etiquetas:

Minuto a Minuto

ÚLTIMAS NOTICIAS

Te puede interesar

Banner diario deportivo

GRUPO CAC

  • logo_deportivo
  • logo_diario_sur
  • logo_diario_cauca
  • logo_extra
Poll Question

SERVICIO AL CLIENTE

Si tiene alguna inquietud, comentario, queja o sugerencia, ingrese sus datos en el siguiente formulario o escriba al correo dptopautagep@gmail.com para comunicarnos con usted y brindarle una respuesta en el menor tiempo posible.

¿Se vacunaría usted para evitar el contagio del COVID-19?

Opciones

MEDIOS DE ATENCIÓN

Para solicitudes, reclamos o consultas sobre el tratamiento de datos personales escriba a dptopautagep@gmail.com

Teléfono: (+57) 313 828 2538

Horario de atención
Lunes a viernes: 6:00 a.m. - 6:00 p.m.