Denunció alza en los pasajes

Body
El incremento de las tarifas intermunicipales se debe a que las normas de aislamiento en los vehículos no permiten que se ocupe toda su capacidad, sin embargo, algunos conductores no cumplen con la normatividad.
Cortesía.

En las últimas semanas la comunidad ha denunciado que los puestos de venta de pasaje intermunicipal se encuentran cobrando el doble de precio en los pasajes entre municipios o ciudades, pues según la normatividad nacional estos incrementaron en 80% debido a la crisis sanitaria que atraviesa el país, lo que les exige la venta del tiquete a un precio moderado para que el viajero no tenga contacto directo con otro pasajero dentro del automotor, sin embargo, algunos conductores hacen caso omiso a la reglamentación y hacen subir viajeros en el transcurso del recorrido para ocupar dichos puestos.

La denuncia

Sandra Galvis, quien es viajera frecuente entre las ciudades de Girardot y Bogotá denunció que la empresa de buses Cootransfusa cobra a los pasajeros un monto aproximado de 30 mil pesos para un viaje directo entre las ciudades en mención, pero los conductores de los automotores permiten el ingreso de pasajeros que recogen durante el trayecto para que la silla por la que el viajero pagó en la taquilla de venta de pasajes sea ocupada, incrementando el riesgo de contagio entre pasajeros.

La situación

Durante el trayecto realizado el pasado domingo 15 de agosto, la mujer evidenció que, aunque el bus intermunicipal ya no tenga asientos disponibles, hay pasajeros que deciden viajar de pie, siendo esto una práctica no permitida para los viajes intermunicipales. Ante esto, pide la intervención del Ministerio de Transporte porque “me parece un atropello y una irresponsabilidad por parte de las empresas de buses que abusen de la necesidad de los viajeros que necesitan transportarse de ciudad en ciudad y que no tengan las condiciones mínimas de cuidado”, puntualizó Galvis.

La empresa

Ante dicha situación, Galvis se comunicó con la empresa Cootransfusa, y allí le comunicaron que la compra del tiquete correspondía a dos puestos dentro del vehículo para evitar que alguien más la ocupara y ocasionara un posible contagio por coronavirus, de igual forma, le informaron que el conductor iba a ser sancionado al igual que su automotor, pero que el pasado lunes 16 de agosto, cuando se dispuso a viajar entre ciudades de nuevo, visualizó al mismo conductor realizando las prácticas denunciadas anteriormente.

Pronunciamientos

“Es una irresponsabilidad por parte de las empresas, pues así uno denuncie este tipo de prácticas ellos las siguen realizando”, finalizó Galvis.

Categoría principal