Buscan contribuir a la disminución de la accidentalidad vial con bolardos semaforizados

Body
Prueba piloto mostró que la ampliación de la visibilidad del dispositivo facilita el reconocimiento de la luz semafórica por los peatones que cruzan distraídos haciendo uso de un dispositivo móvil.
Cortesía.

En Bogotá se realizó una prueba piloto para evaluar aspectos de seguridad vial y urbanismo en los cruces peatonales, entre peatones, biciusuarios, motociclistas y personas con movilidad reducida.

En este orden de ideas, desde el 20 de diciembre de 2021 fueron instalados 42 Bolardos Semafóricos Peatonales (Bosep), un dispositivo luminoso repetidor de las señales luminosas de semáforos peatonales en lugares como la Avenida Ciudad de Cali con calle 52A, al costado sur del centro comercial Nuestro Bogotá, en la localidad de Engativá. El estudio se desarrolló en dos escenarios durante 4 meses: antes y después de su implementación.

Los resultados de este piloto identificaron que, en comparación con escenarios de implementación de bolardos convencionales, hay una mejoría contundente en la prestación del servicio, pues la ampliación de la visibilidad del dispositivo facilita el reconocimiento de la luz semafórica por los peatones que cruzan distraídos haciendo uso de un dispositivo móvil.

El dispositivo da mayor seguridad a peatones y ciclistas en cruces donde, debido al alto flujo vehicular motorizado y no motorizado, se ve vulnerado el derecho a la circulación segura. El piloto fue desarrollado por Condeter S.A.S. y Cu-Tec S.A.S.,

De acuerdo con cifras del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, en Colombia en 2021 murieron 7.270 personas en accidentes de tránsito, de los cuales 4.312 eran motociclistas, 1.566 peatones, 852 usuarios de vehículos y 471, ciclistas. En el caso de Bogotá, de acuerdo con el Observatorio de Movilidad, en lo que va corrido del año, con corte al 23 de marzo, se han presentado 5.615 siniestros viales, lo que representa en promedio 68 accidentes por día y tres accidentes cada hora, con víctimas fatales y personas heridas.

Luego de la puesta en marcha de este sistema, hubo un impacto positivo sobre el entorno en cuanto a comodidad, seguridad e infraestructura para el cruce de la vía; ubicación adecuada para la protección del peatón; visibilidad para los usuarios del cruce; mejoramiento de la seguridad vial en el cruce; condiciones seguras de la intersección para usuarios de dispositivos móviles, entre otros.

Juan de los Ríos, gerente estratégico del centro comercial Nuestro Bogotá, declaró que “con la implementación de este tipo de dispositivos se espera contribuir a la disminución de la accidentalidad vial que involucra a los peatones y actores vulnerables en cruces semaforizados de alta demanda vehicular y peatonal. Este es un concepto novedoso que apuesta por la modernización y la luminosidad para responder a la necesidad de crear soluciones efectivas que contrarresten la problemática de accidentalidad en la capital. Además, puede ser un punto de partida para desarrollar proyectos similares a lo largo de Colombia”.

 

Categoría principal