Una mujer en estado de embarazo fue baleada en la puerta de su casa

Body
La herida fue identificada como Antonella María Piñones, de 33 años de edad.
La víctima recibió varios disparos.
Antonella María Piñones, Q.E.P.D.

En Argentina una mujer con seis meses de embarazo, fue baleada en la puerta de su casa de Remedios de Escalada, y el caso se investiga como tentativa de feminicidio. Además, los investigadores creen que la expareja de la víctima planeó el ataque y contrató a su sobrino para matarla. La víctima fue identificada por la policía como Antonella María Piñones, de 33 años.

Hechos

Todo ocurrió alrededor de las 11:30 en la puerta de un domicilio de la calle Alzaga 3100 de la mencionada localidad del partido de Lanús, en el sur del conurbano. A raíz de un llamado al 911, al lugar arribó personal de la comisaría 8va. de Villa Obrera, con jurisdicción en la zona, quien se encontró con Piñones con una herida de arma de fuego en la zona abdominal y otra en una pierna.

Momentos después, la mujer embarazada fue trasladada de urgencia por una ambulancia del SAME al Hospital Evita de Lanús, en el cual permanecía esta tarde internada en estado de gravedad. Su bebé murió. Fuentes de la investigación aseguraron que la víctima perdió el embarazo de seis meses de gestación, como consecuencia de las heridas que recibió por uno de los balazos a la altura del estómago.

Testimonios

Según los voceros, el testimonio de una hermana de la víctima a los policías fue clave para orientar la investigación hacia el ex. La mujer reconoció a uno de los tiradores como el sobrino de la expareja de su hermana, con quien tienen dos hijos en común, y que el ataque se dio cuando al lugar llegó una moto tipo Suzuki con dos hombres a bordo, uno de los cuales descendió y le disparó a su hermana. “El tipo le preguntó ‘¿vos sos Piñones?’ y después empezó a disparar”, agregó la testigo, quien afirmó: “Se escucharon como diez disparos, pero mi hermana recibió cinco balazos, dos en el estómago”. Según esta testigo, el joven que le disparó a su hermana era el sobrino de la expareja, un joven que había salido de la cárcel el martes tras cumplir una condena por el delito de “homicidio”, y que lo llaman por su apodo “Leíto”. La causa, caratulada como “femicidio en grado de tentativa”, quedó en manos de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8, a cargo de María Soledad Garibaldi, del Departamento Judicial de Avellaneda-Lanús.

Categoría principal