A la cárcel gobernador indígena en Vista Hermosa

Body
Envían a la cárcel a gobernador indígena por delitos ambientales y por hacer uso de la justicia indígena con soldado vinculado al asesinato de un campesino entre el Meta y Caquetá. Hay polémica.
Reinaldo Quebrada, indígena capturado.

Entre las banderas del Gobierno colombiano para hacerle frente a la deforestación, a la protección de los océanos y a la biodiversidad, se encuentra la estrategia militar “Operación Artemisa”. Según el presidente Iván Duque, esta fue creada en 2018 para frenar “la hemorragia deforestadora”.

Una de las acciones de esta estrategia liderada por el Ministerio de Defensa sucedió el pasado 5 de marzo. Ese día, tropas del Ejército Nacional llegaron a la vereda El Triunfo, un territorio ubicado entre Meta y Caquetá. En medio de las operaciones militares, las autoridades anunciaron la captura de cinco campesinos acusados de deforestar y ocupar predios de parques naturales protegidos.

Denuncia

Las comunidades indígenas asentadas en esta zona del país han venido denunciando los múltiples hechos de violaciones de derechos humanos, que se han generado en medio de las operaciones de Artemisa, ya que el 18 de septiembre de 2021, aseguró el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC),  que fuerzas militares llegaron a la misma vereda El Triunfo, quemaron cuatro casas y detuvieron a tres personas.

Justicia por mano propia

La tarde del 5 de marzo, cuando los militares capturaron a los cinco campesinos del municipio de Vista Hermosa la comunidad indígena se dirigió a la estación militar municipal a pedir la liberación de las personas. En declaraciones a la Defensoría del Pueblo, el pueblo indígena aseguró que “fueron recibidos a bala por 12 miembros de las Fuerzas Militares”.

Por medio de la justicia propia, las comunidades indígenas capturaron a un soldado del Ejército Nacional y lo retuvieron durante dos días, mientras se acercaban autoridades estatales para llegar a un acuerdo. Reinaldo Quebrada Quilcué, gobernador indígena, fue quien lideró esta acción. Quilcué fue uno de los campesinos capturados durante la operación de principios de marzo.

 Delitos

Entre los delitos que le impuso la Fiscalía General de la Nación se encuentra el de secuestro extorsivo. Durante su retención, el oficial recibió como castigo 15 latigazos en sus piernas.

Por ahora, organizaciones de derechos humanos exigen el correcto procedimiento en el caso de Reinaldo y su pronta liberación, además, que no sea la vía militar contra comunidades campesinas e indígenas la solución para frenar la deforestación

 

Categoría principal