Campesino fue víctima de malhechores en Melgar

Mercedes Guerrero, testigo.
Body

En la tarde del 18 de enero, Juan David, un joven campesino de 25 años, denunció el hurto de una guadañadora “B45” la cual le fue robada cuando él y su f

En la tarde del 18 de enero, Juan David, un joven campesino de 25 años, denunció el hurto de una guadañadora “B45” la cual le fue robada cuando él y su familia almorzaban en un reconocido restaurante del municipio. Al parecer, en un descuido por parte de la víctima, dos sujetos se percataron de que Juan había dejado a la intemperie su herramienta agrícola, lo que generó la oportunidad para que estas personas hurtaran la máquina.

La investigación

Una vez que Juan David se dio cuenta del robo no lo pensó dos veces para empezar la búsqueda de su apreciada herramienta, pues según él, la guadañadora estaba recién comprada en la ciudad de Ibagué y en suma en ella se reflejaba el duro trabajo de dos meses que, equivaldrían a un valor aproximado de $1.850.000.

El seguimiento

Por lo que, con ayuda de la comunidad y las cámaras de vigilancia de diferentes locales cercanos donde se atañe al robo, se pudo identificar que el presunto ladrón era un joven que iba acompañado de un motorizado que aguardaba cerca de este para cumplir su cometido.

La incertidumbre

La víctima no se explica cómo ninguno de los empleados del restaurante o jaladores que se encontraban en ese instante se percataron de que algo malo pasaba, además, del tiempo suficiente que tuvieron los ladrones para extraer el aparato. Según Mercedes Guerrero, testigo del hecho, la guadañadora estaba lo suficientemente amarrada y sujeta a la moto, motivo por el cual no le generó ninguna desconfianza y continuó su trayecto.

Categoría principal

Banner diario deportivo