ACABARON CON NEGOCIO ILÍCITO

Compartir en

Alias ‘Sosa’ y ‘Don Carlos’ fueron sorprendidos comercializando drogas en la ciudad.

En un nuevo y contundente esfuerzo en la lucha contra el tráfico de estupefacientes, la policía nacional ha llevado a cabo dos allanamientos en Ibagué, los cuales resultaron en la captura de dos personas implicadas en la comercialización de sustancias ilícitas. Estos operativos, liderados por la SIJÍN, se realizaron en diferentes barrios de la capital tolimense y fueron el resultado de investigaciones detalladas y la colaboración de la comunidad.

Primera operación

El primer allanamiento se llevó a cabo en el barrio La Estación de la comuna uno, específicamente en un hospedaje conocido como “La Residencia”. En este lugar, la policía logró capturar a Carlos Cortes Ibáñez, alias “Don Carlos”, de 40 años, quien tenía una orden judicial por los delitos de tráfico de estupefacientes y destinación ilícita de muebles e inmuebles. Según la SIJÍN y la fiscalía general de la nación, “Don Carlos” utilizaba el hostal, que administraba y contaba con aproximadamente 30 habitaciones, como fachada para comercializar drogas tanto a transeúntes como a inquilinos.

La captura de ‘Don Carlos’ es significativa debido a su historial delictivo, que incluye anotaciones por tráfico de estupefacientes entre 2014 y 2018, homicidio en 2018 y violencia intrafamiliar en 2015. Tras las audiencias de control de garantías, se le impuso una medida de aseguramiento intramural, lo que representa un paso importante en la desarticulación de redes de microtráfico en la ciudad.

El segundo allanamiento tuvo lugar en el barrio Claret de la comuna 10, donde los investigadores de la SIJIN, con un dispositivo policial robusto, allanaron la vivienda de Leonardo Sosa, conocido como «Sosa». Este operativo tenía como objetivo la búsqueda de evidencia y la captura de Sosa por los delitos de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y destinación ilícita de muebles e inmuebles. La investigación, iniciada en 2023, había enfrentado dificultades debido a la experiencia de Sosa en evitar la detección y la adquisición de pruebas por parte de las autoridades.

Al parecer los sujetos intentaban comercializar las sustancias alrededor de los colegios.

Gracias al uso de drones, la policía nacional logró seguir los movimientos en la vivienda de Sosa, identificando a las personas que frecuentaban el lugar y obteniendo testimonios cruciales que permitieron solicitar la orden de captura. Sosa, quien también tiene una anotación judicial por receptación de automotor en 2019, fue finalmente detenido y, tras las audiencias de control de garantías, se le impuso una medida de aseguramiento intramural.

En estos operativos se incautaron 18.5 gramos de cannabis, 5 dosis de base de coca, dos grameras con vestigios, una licuadora con vestigios, una rascadora con vestigios y 198,500 pesos en efectivo. Con estos resultados, la policía nacional reafirma su compromiso en la lucha contra el microtráfico y la protección de la comunidad ibaguereña.


Compartir en

Te Puede Interesar