[-]

LIKE PrincipalSábado, Nov 17, 2018.

                                  

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

17/11/2018 - 09:07
La OMS indica que uno de cada cinco varones y una de cada seis mujeres en el mundo desarrollan cáncer durante su vida.
16/11/2018 - 14:38
Este 16 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Tolerancia, se busca fomentar la comprensión entre las distintas culturas en todo contexto.

Recomendado

recomendado

17/11/2018 - 09:11
Tras un año de una angustiosa búsqueda, los restos de la embarcación fueron encontrados a más de 800 metros de profundidad.
16/11/2018 - 13:00
El sabor latino se tomó el MGM Grand Garden Arena en Las Vegas con Karol G, J Balvin, Carlos Vives, Marc Anthony y Will Smith.
15/11/2018 - 15:27
En el Congreso, 90 legisladores encontraron la fórmula para recaudar lo necesario sin afectar a los más pobres.

Encuesta

¿Se deben permitir personas encapuchadas en las marchas de protesta?

De las noticias a los documentos
Encuentre fácilmente licitaciones y contratos públicos en ColombiaLicita.com

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

15/11/2018 - 20:55
Con sugestivas imágenes la esbelta caleña enloquece en redes sociales y pone a volar la imaginación de sus seguidores.

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Martes, Enero 24, 2017 - 15:26

Margarita Garzón y Carlos Castro, habitan el barrio Santafé desde hace aproximadamente 40 años, junto a ellos EXTRA recorrió las calles de dicho sector donde según lo señala la comunidad, la ausencia del Estado ha sido una constante durante varios años, que ha permitido el avance de la descomposición social, y el aumento de las múltiples problemáticas que aquejan a la ciudadanía. Pero en medio de tantas dificultades existen luces de esperanza, ángeles en el barrio sembrando fe entre tanta desolación.

El barrio

Carlos Guevara, quien es uno de los fundadores del barrio, relató que en el inicio solo habían siete casas en la zona, “todo esto era caño, entre los habitantes del sector estaba la casa del Santafé, por la cual nació el nombre del barrio, ahí vivía un zapatero que jugada fútbol,  e hincha ferviente de ese equipo capitalino, a todo le colocaba el escudo. En el año 1994 vino la invasión, la cual aumentó en el año 98 con la llegada de la gente desalojada de la zona de tolerancia y del Villa Julia, trayendo con ellos el fenómeno de la descomposición social.

Guevara es un vendedor ambulante de tinto, y además de ello licenciado en educación física, asesor de empresas solidarias, y único docente en el Meta para la pedagogía de acción comunal. Él señala que en el barrio no hay apoyo del gobierno, “nosotros hemos manejado planes padrino para poder brindar ayudas, trabajamos por los abuelos, pero esta población no cuenta con la apoyo suficiente del Estado en aspectos como su alimentación. Ahorita estamos realizando un “Cuadernoton”, como una manera de ayudar a los niños más vulnerables, cuyos papás no tienen como comprarles sus útiles escolares” indicó el ciudadano.

Historias

La historia de amor entre Margarita y Carlos tuvo inicio en una de las canchas del sector, mientras él jugaba fútbol. La unión de esta pareja se convirtió en una bendición para la comunidad del barrio, que ve en ellos una mano amiga, todos en la zona los conocen, incluso aquellos que viven sumergidos en el mundo de la drogadicción.

Carlos manifestó “no podemos tapar el sol con un dedo, pero así como hay problemas en el barrio también hay profesionales, gente que está estudiando y lucha cada día por salir adelante”.

Entre las drogas

Es normal ver en el barrio el consumo de la droga, jóvenes inmersos en la vida de la calle, perdidos en el abismo al que los ha llevado el consumo del ‘vicio’, que entran y salen constantemente del sector.

En las noches se divisan las fogatas que ellos mismos generan para quemar cobre, el cual según lo señala la ciudadanía,  posteriormente venden para comprar la droga.  

Allí cada quien sobrevive a su manera, mientras una nueva generación de niños y jóvenes se va tejiendo, con pocas oportunidades debido a las dificultades económicas que aquejan a la mayoría de familias de la zona.

Algunos padres diariamente deben salir a trabajar para poder llevar el sustento a sus casas, teniendo que dejar a sus hijos solos, y es justamente entonces cuando ante la falta de programas para que ocupar su tiempo libre, cuando los niños y jóvenes comienzan a conocer la calle y a enfrentar el desafío de no caer en la drogadicción.

Sin oportunidades

Según lo señala la comunidad, aunque han existido épocas donde los gobiernos han trabajado el tema de la resocialización y se ha logrado brindar una oportunidad de vida a varias personas, estas se han ido esfumado y desapareciendo por completo, llegando al punto de quedar en un completo desamparo por parte del Estado.

Castro manifestó “mientras las personas no sienta que están siendo admitidos en la sociedad, no se podrá acabar con los flagelos que azotan el barrio, se requiere apoyo psicológico para los muchachos, y oportunidades para que la población surja y salga adelante”,

Junto a su esposa Margarita, brindan jornadas de alimento a los habitantes de calle; según lo manifiestan la iniciativa surgió como una forma de agradecerle a Dios porque cuentan con un trabajo y por los beneficios recibidos.

Lo positivo

En medio de las múltiples historias de habitantes de calle, surgen casos positivos, donde estas personas tienen la oportunidad de renacer entre las cenizas. Margarita relató que recientemente fue testigo del encuentro entre una joven de 21 años, conocida como ‘la pibe’ y sus familiares, “a ella le dicen así porque fue deportista destacada del IMDER. Por desgracia cayó en las drogas, y la vine a conocer aquí en la calle, ella venía a pedir comida a mi casa y yo le daba. Gracias a Dios tiene una nueva oportunidad, y eso es una alegría para uno, ella quiere cambiar y quiere salir adelante con su familia y su bebe. Aquí hay muchachos que tienen incluso carreras profesionales pero han sufrido mucho en la vida.” señaló Margarita.

Sin trabajo

Norma Mayorga, quien es una araucana, residente en el sector, manifestó “desde los once años llegue al sector, aquí los principales problemas son de inseguridad y de salud. La inseguridad surge por la falta de oportunidades laborales, cuando uno va a buscar trabajo lo discriminan por ser de estos sectores, si usted no es amigo del alcalde o la gobernadora no tiene oportunidad. Aquí la mayoría son madres cabeza de familia que tienen entre tres y cinco hijos. En el tema de salud proliferan muchas enfermedades, pero tristemente si los líderes no van y traen una brigada por aquí no se acerca el Gobierno. Estos barrios los tienen solo para política, ya que por unos billetes nos vendemos. A mí me da risa cuando la gente se refiere al barrio Santafé como una “olla”, aquí vive gente profesional, con ganas de salir adelante, el problema es que aquí solo viene la Policía a atacarnos, pero nadie se preocupa por brindarnos oportunidades de cambio. De nosotros en la cotidianidad nadie se acuerda, porque somos la “olla” pero en época de elecciones si existimos, somos los votantes” indicó Norma

- Software por Activisual -